Su nombre nos evoca un producto de épocas lejanas, y sin embargo, la laca es uno de los elementos básicos para la construcción de la imagen personal. Vamos a saber un poco más de ella:

El aerosol para el cabello o spray fijador es un producto cosmético común que se pulveriza sobre el pelo para endurecerlo o que permanezca fijado un estilo de peinado.

Desde su invención, las fórmulas del fijador han ido variando bien por la aparición de patentes, bien por regulaciones medioambientales y de la salud que dependen de cada país en cuanto a los ingredientes específicos, a cambios en los costos de los ingredientes, a diferenciaciones de marca, etc..

La formulación original se basaba en una laca con un solvente orgánico impulsada por clorofluorocarbonos o CFC, los cuales serían posteriormente prohibidos por razones relacionadas con sus efectos sobre el medioambiente global.

Los compuestos orgánicos son sustancias químicas que contienen carbono y se encuentran en todos los elementos vivos. Los COV (o compuestos orgánicos volátiles) se convierten fácilmente en vapores o gases. Junto con el carbono, contienen elementos como hidrógeno, oxígeno, flúor, cloro, bromo, azufre o nitrógeno. Muchos compuestos orgánicos volátiles son peligrosos contaminantes del aire porque destruyen el ozono.

Las composiciones de las soluciones utilizadas por los aerosoles modernos para el cabello han intentado:

  • reducir al máximo estos elementos nocivos.
  • maximizar la fijación para que el uso de una cantidad pequeña sea suficiente para conseguir el efecto fijador deseado.

Ni es necesario utilizar un litro de laca para conservar el peinado, ni todas las lacas son iguales; hay una laca para cada tipo de cabello (secos, ondulados, teñidos, etc.) pero también según sean las necesidades del peinado:

Ligeras: si quieres que tu cabello conserve un movimiento natural

Fijación fuerte: si quieres que tu peinado resista

Fijación extra-fuerte: para peinados muy muy elaborados

En este enlace a la revista Vogue podréis consultar un catálogo de marcas y artículos para efectos determinados.

La marca especializada en  productos capilares Schwarzkopf nos ofrece unos consejos para el uso general que, a su vez, pueden serviros para asesorar a vuestros/as clientes.

Mantener la distancia

Muchas de las lacas actuales ofrecen una fijación fuerte sin parecer pegajosas y son fáciles de eliminar con un cepillado. Asegúrate de mantener una distancia de unos 30 cm. Esto garantiza la mejor distribución de las partículas por todo el peinado, en vez de que se concentren en un punto. Pulveriza brevemente para que tu pelo no se vea pesado: ¡menos es más!

Push-up para el pelo

La laca para el pelo puede aumentar significativamente el volumen. El pelo cansado, apagado e incluso el pelo fino se revitaliza con un poco de laca. Aplícala en las raíces del pelo, solamente en algunas partes (es mejor hacerlo con la cabeza boca abajo). Déjalo secar brevemente, echa el pelo hacia atrás ¡y ya está! En lugar de solo en la superficie del pelo, también pon laca en las capas inferiores. Mejor hazlo levantando mechones pequeños. Los productos con colágeno proporcionan un beneficio extra: levantan el pelo y le dan a tu peinado más energía – un look genial para quien quiera llevar el pelo suelto.

Efectos especiales de la laca del pelo

Para resultados suaves: distribuye la laca en las palmas de tus manos y repártela por el nacimiento del pelo para dominar los pelos cortos que se escapan.

Detalles: domina los pelos incontrolables con un cepillo de dientes que ya no uses, échale laca y péinate con él.

Buena distribución: no dejes quieto el bote, mantenlo siempre en movimiento mientras pulverizas.

Capa a capa: echa laca efecto brillo a tu cepillo antes de pasártelo por el pelo, para una distribución del producto especialmente homogénea.

Para seducir: para una mayor eficacia, aplica la laca antes de la plancha, las tenacillas o el  rizador eléctrico. Fija tu peinado con un segundo soplo de laca. Los peluqueros profesionales utilizan esta técnica en los backstages de los grandes desfiles.

Mejor con horquillas: aplica la laca del pelo a las horquillas antes de ponerlas en tu pelo. Te proporcionará una fijación extra ya que no se deslizarán tan fácilmente

Media melena: levanta delicadamente el cabello de la parte superior de la cabeza u aplícate laca alrededor hacia las puntas. Esta técnica da un acabado fantástico sobre los mechones laterales.

Cuero cabelludo sensible: has de saber que la laca contiene alcohol y puede secar el cabello y el cuero cabeludo. Para evitarlo, vaporiza la laca únicamente en las puntas.

Cabello graso: si tu cabello es graso, evita las lacas que aportan brillo. La laca puede ayudarte a luchar contra las raíces grasas. Si tu flequillo se vuelve graso antes que el resto de tu cabello, después de lavarlo, enróllalo sobre un cepillo redondo para alejarlo de tu frente y vaporiza una pequeña cantidad de laca. El resultado es espectacular.

Cejas a raya: la laca también puede servirte para embellecer tus cejas, basta con aplicar un poco de laca en tu cepillo de cejas antes de pasártelo.