La Comisión de Medio Ambiente del Congreso ha acordado el pasado día 2 llevar a cabo las modificaciones legislativas necesarias para prohibir la comercialización, importación y exportación de utensilios de plástico de un solo uso (platos, vasos, cubiertos, bastoncillos de algodón o pajitas) a partir del mes de julio de 2021.

Se trata de un importante paquete normativo destinado a reducir el impacto de la actividad económica en el medio ambiente. El modelo lineal actual ―basado en la extracción de materias primas, la producción, el consumo y la eliminación sin más de los desechos― ha llevado a que España tenga unas bajas tasas de recuperación de sus residuos: se recicla solo el 37,8% de los desechos del país. Reducir la generación de residuos un 15% en 2030 respecto a los niveles de 2010 está entre los principales objetivos que plantea la Estrategia Española de Economía Circular.

El texto del anteproyecto de ley plantea que todos los utensilios citados se fabriquen con al menos un 50 % de sustancias biodegradables a partir de 2021, y con un 60 % a partir de 2025.

Se ha acordado también disponer las medidas necesarias para prohibir la distribución gratuita de bolsas de plástico de un solo uso, y reducir y evitar el consumo de aquellas etiquetadas como “oxobiodegradables” u “oxodegradables”, ya que se ha demostrado que no se degradan sino que se fragmentan en micropiezas, con el consiguiente riesgo para el suelo, el agua y los organismos.

Se ha decidido también adoptar las actuaciones necesarias para reducir la comercialización de alimentos envasados en bandejas de poliestireno, y para que los envases de toallitas húmedas adviertan de forma destacada que no pueden lanzarse al inodoro porque no son biodegradables como el papel higiénico.

Además se vetan los microplásticos que se añaden a productos cosméticos y detergentes, y se obliga a los bares a poner a disposición de los clientes agua del grifo gratis a partir de la aprobación definitiva de la norma. El Ministerio para la Transición Ecológica calcula que la ley estará lista en el primer semestre de 2021 tras pasar el trámite parlamentario.