Durante el confinamiento y la desescalada los consumidores españoles están confiando en el pequeño comercio como la opción más segura en cuanto a seguridad y medidas de higiene. Así lo refleja el Barómetro especial de mayo publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que confirma que solo este formato de pequeñas tiendas de proximidad ganó clientes. El 18,8% de los españoles compró en ellas frente a un 12,3% que ya lo hacía antes del estado de alarma.

La CEC destaca que, tal y como se desprende de otra encuesta, publicada por la aplicación de análisis de productos de alimentación El CoCo, el 63% de los consumidores considera que el pequeño comercio es el formato que ofrece una mayor seguridad, ya que a 7 de cada 10 ciudadanos consultados les preocupa el riesgo de contagio en el súper, especialmente por cruzarse con otras personas (al 37%) o por no saber cómo han sido manipulados los productos (al 33%).

La droguería y la perfumería de al lado de casa han vuelto a estar en el radar de muchos consumidores españoles que antes del estado de alarma pasaban por sus puertas sin casi reparar en ellas.

Desde CEC han resaltado los grandes esfuerzos que desde el sector se están haciendo para limpiar, higienizar y desinfectar los locales. De este modo, consideran que es el momento del comercio de proximidad de fidelizar a estos nuevos clientes y ganarse su confianza para que valoren positivamente el servicio y asesoramiento que prestan, así como el valor añadido que aportan a los entornos en los que se sitúan.