Ya tenemos listo el calendario de 2020. Lo más destacable de los 14 festivos (8 fiestas estatales, 4 de la Comunidad y 2 de la ciudad de Madrid) es la acumulación de “puentes” que se van a generar el año que viene por la confluencia de días no laborables que caen en lunes y viernes.

Así, comenzamos el año con el 6 de enero, lunes, que nos obligará a muchos a abrir el domingo previo para atender a la demanda de compras para regalo.

En Mayo los días 1, fiesta del Trabajo, y 2, fiesta de la Comunidad, coinciden con viernes y sábado. Teniendo en cuenta que otra de las campañas intensas de venta del año tiene ocasión por el Día de la Madre, que se celebra el primer domingo de mayo (en este caso el día 3), aquí tenemos otro motivo para no descansar en festivo.

El 12 de octubre será lunes y nos dará un pequeño respiro, mientras que en noviembre se ha trasladado la fiesta de Todos los Santos al también lunes día 2 por decisión del Gobierno regional. Lunes será también el Día de la Almudena, no laborable, 9 de noviembre.

Por traslado del Día de la Constitución (6 de diciembre) del domingo al lunes viviremos el puente más largo del año, ya que el martes 8 será el Día de la Inmaculada y también es festivo.

Por último, el Día de Navidad coincidirá con el viernes.

Os dejamos un archivo descargable para que podáis ir haciendo vuestras previsiones.

A propósito del calendario, ¿sabíais que la Comunidad de Madrid es la única autonomía española que tiene totalmente liberalizados los horarios comerciales y sus correspondientes periodos de rebajas? Fue en el año 2012, cuando el Gobierno aprobó la reforma de la legislación comercial que liberalizaba el sector, y Madrid fue la primera en adherirse a ella.

A día de hoy, la mayoría de las comunidades autónomas restringen a 10 el número de domingos y festivos que permiten abrir a las tiendas al año. Sólo Murcia  y Castilla-La Mancha  están por encima de esa cifra, al contrario que el País Vasco, cuyas tiendas sólo pueden operar los días laborables, y Navarra, con una limitación de 6 días.

Obviamente, hay argumentos en favor y en contra de esta liberalización total de horarios:

La patronal ha destacado en un estudio que entre 2012 y 2017 el comercio ha generado más de veinte mil puestos de trabajo, de los que tres de cada están directamente ligados a la libertad comercial. Ese mismo estudio revela que la mayor actividad ha generado una recaudación en impuestos de más de mil cien millones en el mismo período. Además, se ha consolidado el comercio de compras en Madrid como uno de los motores productivos de la región.

Los sindicatos han hecho hincapié en la pérdida de derechos laborales que para los trabajadores del sector ha supuesto la medida, aumentando la temporalidad de los contratos, disminuyendo los salarios, aumentando el número de horas de la jornada laboral y dificultando la conciliación de la vida laboral y familiar.

Los pequeños comerciantes en general lo hemos vivido como una competencia a la que no se ha podido hacer frente más que con el sacrificio de la vida personal, y ni eso, siendo esta medida y la de la liberalización del período de rebajas la puntilla del comercio tradicional.

Por último, hay quien ve en la libertad de horarios comerciales la única herramienta para combatir al comercio on line, que juega con ventaja al no tener que afrontar los mismos costes en inversiones, impuestos o empleados.

Os proponemos una pequeña encuesta para saber cómo os ha afectado la liberalización de los horarios y los periodos de rebajas durante estos siete años:

Se puede marcar más de una respuesta.