Con la llegada del otoño comienza el ciclo de caída del pelo que tanto nos alarma en ocasiones, ya que olvidamos que la melena tiene un ciclo de vida determinado y necesita desprenderse de algunos cabellos para dar paso a otros nuevos –tarda unos 4 años en renovarse-.

Más allá de esta pérdida normal estimada en unos 100-150 cabellos diarios, existen otros factores que pueden ocasionar la caída de pelo, como los estados emocionales de especial tensión (el estrés, la depresión, la ansiedad), otros de tipo metabólico (como la falta de hierro, la falta de proteínas, la deficiencia de vitamina B, la pérdida brusca de peso), causas de tipo hormonal (postparto, menopausia, hipotiroidismo, desequilibrios en los niveles de hormonas masculinas y femeninas), la herencia genética y la edad, entre otros motivos.

Conviene consultar con el médico cuando se detecta una de estas situaciones de caída anómala, pero para lucir un cabello sano en general basta con unos sencillos cuidados como llevar una dieta equilibrada, estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo con suaves masajes durante el lavado, cepillar el pelo en seco con un cepillo suave y reducir el uso del secador y las planchas que tanto debilitan el cabello.

También es importante elegir buenos productos de cuidado capilar que ayuden a mantener una buena higiene sin agresividad, que aporten hidratación y nutrientes y equilibren el estado de nuestros cabellos para prevenir la pérdida de grosor, la caspa, el encrespamiento, la falta de brillo, etc.

En nuestros establecimientos se puede encontrar una amplia selección de artículos y el consejo del experto para utilizarlos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies