PROTECTORES SOLARES

El filtro solar, también conocido como protector solar, es una loción, spray o producto tópico que ayuda a proteger la piel contra los rayos ultravioleta A y B del sol. Ayuda a reducir las quemaduras de sol y otros daños en la piel, y en última instancia, se relaciona a un menor riesgo de cáncer de piel.

Los protectores solares deben usarse todos los días. Hay muchos productos cosméticos disponibles que ya contiene protector solar en su composición, dado que la protección solar es la principal forma de prevenir el envejecimiento prematuro de la piel dañada y permitir que se regenere.

La luz del sol es reflejada de una manera muy intensa por la arena (17%), así que incluso bajo la sombrilla o en la sombra, debes aplicarte protector solar. No reserves el uso de protectores solares sólo para los días soleados de verano, incluso en un día nublado, el 80% de los rayos ultravioletas traspasan las nubes.

En el momento de la elección de tu producto, presta atención a algunas de las características deseables:

  • Contra rayos UVA y UVB: filtros que protegen contra los dos tipos de rayos ultravioleta.
  • Hipoalergénico: utiliza sustancias que normalmente no causan alergias.
  • Libre de PABA o “PABA free”: filtros que no contienen sustancias PABA, que tienen un elevado poder de causar alergias.
  • Libre de petróleo o “sin aceite”: filtros cuyos ingredientes no contienen sustancias oleosas, son los más adecuados para las pieles grasas o las personas propensas a la formación de puntos negros y espinillas.
  • No comedogénico: protectores que no obstruyen los poros, evitando así la formación de puntos negros. También son adecuados para la piel grasa y las personas propensas a la formación de puntos negros y espinillas.

FPS-FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR    

El factor de protección solar (FPS), característica de todos los filtros solares, es una medida de cuánto tiempo una persona puede estar expuesta al sol sin quemarse. Esto es indicativo que ayuda en la elección del producto de acuerdo con el tipo de piel. Para una piel más clara, el tiempo de exposición al sol necesario para quemarla es menor que para las pieles más resistentes.

Cuanto mayor sea el valor de FPS, mayor será la protección que el protector solar ofrece contra los rayos UV-B (radiación ultravioleta que causa quemaduras solares) y UV-A (las más asociadas con el daño a largo plazo a la piel). Por ejemplo, una persona que se quemaría después de 12 minutos en el sol, protegida por un filtro solar FPS10 (10 veces más protección), puede extender su período a 120 minutos (2 horas).

Por otra parte, cuanto mayor sea el FPS, mayores son las probabilidades de desarrollar sensibilización de la piel (alergia de la piel), debido al aumento de la concentración de productos químicos (por lo que es importante consultar a un médico para conocer las necesidades de tu piel). Además, cuanto mayor sea el FPS, más aceite tiene el producto.

Las pieles más claras requieren filtros con FPS más alto (por lo menos FPS 30), mientras que en pieles oscuras (más resistentes), un FPS más bajo es suficiente (pero por lo menos FPS 15). Hay protectores con FPS entre 2 y 100.

CONSEJOS PARA PROTEGERSE DEL SOL

  • Usa un mínimo de FPS de protección solar 15. La mayoría de los productos sólo protegen contra los rayos UVB, que hacen que la piel se vuelva roja. Algunas marcas también ofrecen protección contra los rayos UVA, que penetran en las capas internas de la piel. Busca uno con protección UVA y UVB.
  • Incluso con el protector solar, usa un sombrero de ala ancha para cubrir los oídos y gafas de sol cuando hay una intensa luminosidad.
  • Hidrata la piel después de tomar el sol para evitar la sequedad.
  • Permanece en la sombra siempre que sea posible.
  • Evita la exposición excesiva al sol entre las 10:00-16:00.
  • En la playa, vuelve a aplicar el producto cada 2 horas. En el día a día, úsalo en la mañana y vuelve a aplicarlo al mediodía.
  • No te olvides de proteger las orejas, los labios, el cuello, la espalda, las manos y pies, además de donde el pelo sea fino.

 diferencias entre bronceador, protector, bloqueador y gel/crema para después del sol

  • Bronceador: Broncea la piel. No tiene protección UVA, sólo UVB.
  • Crema de Solar (Protector): Tiene FPS entre 6-30.
  • Bloqueador: Hasta FPS 30. Bloquea la luz del sol, incluso hay FPS de 100.
  • Gel / Crema para después del sol (Aftersun): Sólo alivia el picor por los restos de radiación absorbida.

Fuente: unisima.com

Foto: buenasalud.net

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies