De cara al verano se nos plantea una cuestión: ¿nos afeitamos para no pasar calor o conservamos la barba que tanto trabajo nos ha costado hacer crecer durante el año? Sea cual sea vuestra elección, os ayudamos a mimar la cara.

Rasurados

No cabe duda que el mejor apurado lo da la cuchilla o la maquinilla de afeitar, pero también es cierto que esta técnica suele dejarnos la cara “ardiente” y llena de cortes si no la realizamos con el tiempo y los cuidados necesarios. Si seguimos estos sencillos pasos disfrutaremos de un cutis tan suave como el culito de un bebé:

  1. Tras limpiar la cara y antes de pasar la maquinilla de afeitar, salpicar la piel con agua tibia para abrir los poros. Utilizar después una capa ligera de crema pre-afeitado, gel o espuma. De esta forma la epidermis se mantiene húmeda y caliente, lo que facilita mucho el afeitado. Cuando el tallo del vello está seco, es más difícil cortarlo con la maquinilla, por lo que se producen tirones. Además de ser desagradable, puede hacer que el vello se corte en un ángulo que facilite que vuelva a penetrar en la piel mientras crece y aumentar el riesgo de sufrir erupciones.
  • Una forma de simplificar el afeitado diario es hacerlo durante la ducha. Además de ahorro de tiempo que esto supone, la humedad ambiental favorece que los poros se mantengan abiertos y que el vello se reblandezca y sea más fácil de extraer.
  • Aunque es una práctica habitual afeitar el vello facial en dirección opuesta a su crecimiento, lo cierto es que hacerlo de esta manera favorece que la piel se irrite y que el vello se parta y se enquiste. El mejor afeitado (y el más cómodo) es el que se hace siguiendo la dirección de crecimiento del vello.
  • La clave es la comodidad: cuanto más se deslice la maquililla sobre la piel, mejor. Nunca hay que ejercer presión (puede causar irritación) ni realizar movimientos rápidos. Para ello es importante evitar las prisas, reservando un tiempo para el afeitado con suficiente margen para seguir todos los pasos.
  • Obligatorio acabar con una crema hidratante o loción aftershave. Esta última es un auténtico multiuso: rehidrata la piel, calma la irritación, cicatriza los posibles cortes y cierra los poros, evitando la aparición de granitos. Entre los ingredientes más efectivos en este post-afeitado destaca por méritos propios el aloe vera debido a sus propiedades calmantes y regeneradoras cutáneas.

Barbudos

Este atributo tan masculino, tan cómodo y tan de moda también necesita unas atenciones de mantenimiento:

  1. El primer paso y más elemental es lavar la barba para retirar todos los restos de suciedad que se hayan podido acumular y eliminar el exceso de grasa en la piel. Lo ideal es hacerlo con un jabón específico masajeando suavemente para que penetre bien, y aclararla después con abundante agua tibia. Existen acondicionadores, tanto en seco como sobre pelo mojado, que facilitan que la barba se mantenga suave y sea sencillo desenredarla sin romper el vello.
  • Una vez que la barba esté seca es el momento de recortar y retocar. Si utilizas una máquina cortapelos piensa que el corte es irreparable, por lo que te recomendamos que empieces la sesión con un peine largo para ir ajustando poco a poco la longitud deseada. Para el bigote es más cómodo utilizar las tijeras.
  • El perfecto acabado para que luzca suave y sana es la aplicación de un aceite o un bálsamo que mantengan el pelo hidratado y ayuden a proporcionar cierta fijación. Estos aceites son ligeros, nada pringosos, y nutren el folículo piloso a la vez que reducen el picor.

Para cualquiera de las dos opciones existe una amplia gama de productos que se pueden adquirir en nuestras tiendas. Os recomendamos visitar el establecimiento especializado Montané, en la céntrica Plaza de Herradores nº 10. Aunque tienen tienda on line, os sugerimos que disfrutéis de la experiencia de entrar en este establecimiento suspendido en el tiempo (se dedican al comercio desde 1920) y ser atendidos por maravillosos profesionales de sabiduría infinita que responderán a todas vuestras dudas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies