Estos días la prensa se ha hecho eco de la intervención de cáncer de ovario de la joven y conocida Sara Carbonero,  viniendo a recordarnos que son muchas ya las personas que se enfrentan, se han enfrentado y se enfrentarán a esa situación tan difícil, temida, tan perturbadora que es ser diagnosticado de cáncer.

En la actualidad se han multiplicado las posibilidades de tratamiento y sus consecuencias, siendo el principal objetivo de los oncólogos la conciliación de terapéutica y calidad de vida, entendida ésta como bienestar físico, emocional y social del paciente. Por ello es importante encontrar junto con otras disciplinas soluciones integrales para cada persona, en particular para las mujeres, que tradicionalmente han vivido en el cuidado a los demás y encuentran en este momento grandes dificultades para ponerse en el centro de su propia vida, especialmente cuando hay personas dependientes de ellas.

Potenciar que las mujeres durante y después del tratamiento puedan disponer de espacio para el descanso y la recuperación, evitar excesivas presiones del tipo “tienes que tener una actitud positiva” que puedan favorecer un mayor malestar psicológico, proporcionar el tiempo suficiente a la persona para aceptar y convivir con la enfermedad, son actitudes básicas para la rehabilitación.

Y, aunque parezca un tema menor, es importante para las pacientes recuperar su buena imagen. Afrontar los efectos secundarios de los tratamientos como la pérdida del pelo, las pestañas y pestañas, no es fácil y las miradas de los demás no contribuyen a mejorar las cosas.  

Desde esta perspectiva de ayudar a las pacientes a cuidarse a sí mismas, a sentirse mejor durante esta etapa de su vida, a reforzar su imagen personal –siempre respetando lo que dice el equipo médico que las está tratando- nuestra organización quiere aportar su granito de arena poniendo a su disposición el conocimiento y la experiencia de nuestros comerciantes, quienes podrán asesorarlas sobre los mejores productos cosméticos y los maquillajes más favorecedores.

Desde las cremas más hidratantes para refrescar la piel después de la radioterapia (siempre que no esté contraindicado por el médico), pasando por los maquillajes e iluminadores que contrarrestan la opacidad de la piel y las ojeras, los productos delimitadores de cejas, los pintalabios y coloretes con efecto más “powerfull”, los cuidados para el cabello debilitado, hasta los aromas más relajantes, se pueden encontrar en nuestras tiendas especializadas en perfumería y cosmética.

Para saber más sobre temas relacionados con cáncer y vida, os recomendamos la lectura de la revista La Vida en Rosa (LVR), con fantásticos e instructivos artículos para todo el mundo. ¡Todo nuestro ánimo, chicas!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies